23
Dom, Jun
93 New Articles

CAO exhorta a Gobierno a mirar al futuro y no hacer una medida que genera pan para hoy y hambre para mañana como el actual incremento salarial

AGRÍCOLA
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) expresa su profunda preocupación ante el reciente anuncio de aumento salarial para el año 2024 y los desafíos económicos que enfrenta nuestro país.

En primer lugar, es importante destacar que el sector agropecuario ha sido duramente golpeado por una serie de adversidades que han comprometido seriamente nuestra capacidad de producción y sustento. Desde finales del año pasado, nos hemos enfrentado a condiciones climáticas desfavorables, como una prolongada sequía seguida de lluvias irregulares, que han impactado negativamente en nuestras cosechas.

Además, nos hemos visto enfrentados a obstáculos adicionales, tales como la intermitencia en el suministro de combustible, el contrabando, y el aumento de los precios de los insumos importados debido a la escasez de divisas. Estas condiciones, sumadas a las restricciones a la biotecnología y a las exportaciones, han generado una situación extremadamente compleja para el sector.

Es importante resaltar que el sector agropecuario no tiene la capacidad de fijar los precios de los productos, lo que nos deja en una posición vulnerable frente a los aumentos en nuestros costos de producción. Esto significa que, ante un incremento salarial, no podemos trasladar costos adicionales al consumidor, lo que impacta negativamente en nuestra viabilidad económica.

Como resultado de estas dificultades, hemos sido testigos del cierre progresivo de unidades productivas en diferentes regiones del país, lo que no solo representa una pérdida de empleos, sino también una reducción en la producción de alimentos para el consumo nacional.

Así pues, consideramos que el aumento salarial anunciado es una medida que no está acorde con la realidad económica que enfrentamos. Entendemos la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, pero creemos que esta decisión podría tener consecuencias devastadoras para el sector productivo privado y, por ende, para la economía en su conjunto.

 

Esta es una medida que no mira las consecuencias en el futuro. Esta es una medida que da “pan para hoy” y trae, “hambre para mañana”.

Instamos a las autoridades a reconsiderar esta medida y a trabajar en conjunto con el sector agropecuario para encontrar soluciones que promuevan el crecimiento económico y la generación de empleo de manera sostenible.

La CAO reafirma su compromiso con el desarrollo del sector agropecuario y con el bienestar de todos los ciudadanos, y seguirá trabajando arduamente para superar los desafíos que enfrentamos y contribuir al progreso de nuestro país.